Wolfenstein II: The New Colossus – 21 cosas que debes saber

img
Ago
03

Desde los primeros instantes en los que un magullado B. J. Blazkowicz se sube a una silla de ruedas y se enfrenta a la basura nazi que se ha infiltrado en el Martillo de Eva (el submarino y base de la resistencia), Wolfenstein II: The New Colossus nunca afloja el ritmo. El juego, con una acción intensa y una historia apasionante, lleva a los jugadores a un viaje escalofriante por los territorios americanos ocupados. Hace poco, invitamos a los medios y a los creadores de contenidos a que jugaran a dos misiones del juego, y desde entonces han publicado sus propios vídeos e impresiones. Mientras, queríamos compartir nuestros propios vídeos de juego con ustedes. Están divididos en tres partes y los llevarán a través de “El encuentro” (la primera misión) y “Roswell” (aproximadamente a mitad del juego). Échale un vistazo en la historia que encontraras a continuación.

Naturalmente, había mucho que ver y hacer en estas dos misiones, y mucho que podrás haber perdido. Así que lo hemos dividido en 21 cosas que debes saber sobre Wolfenstein II: The New Colossus.

1. Sobre ruedas: puede que B. J. Blazkowicz se encuentre en una silla de ruedas al comienzo del juego, pero eso no le va a limitar. “La forma en la que el jugador controla la silla de ruedas es muy importante para nosotros”, dice el productor ejecutivo Jerk Gustafsson. “Puedes desplazarte hacia delante o hacia atrás. Podrás ir en diagonal hacia los lados. Incluso podrás desplazarte lateralmente con la silla. Tienes un control completo de este vehículo y, por supuesto, también podrás disparar y usar granadas”.

2. Subir escalones: vale, quizá haya algunas limitaciones, como empezar con un máximo de 50 puntos de salud (en lugar de los 100 habituales). Además, no es fácil subir las escaleras con la silla de ruedas, por ejemplo, pero ahí es donde entra el diseño inteligente. El Martillo de Eva ofrece toda clase de alternativas a las escaleras normales, desde cintas transportadoras hasta enormes engranajes giratorios. “Obviamente, los escalones o las escaleras supondrán una dificultad si vas en silla de ruedas”, afirma Gustafsson. “Pero disponemos de muchas formas diferentes de desplazarse, y creo que son muy divertidas y entretenidas”.

3. Inquebrantable: que B. J. Blazkowicz comience The New Colossus en una silla de ruedas no solo es un guiño a su estado al acabar el juego anterior, sino que también demuestra su espíritu indomable. “Aunque B. J. está gravemente herido y afectado, nunca le doblegarán mentalmente”, dice Gustafsson. “Siempre cumple la misión”.

4. Compañeros: Anya también regresa, y está embarazada de gemelos, pero eso no le impedirá demostrar lo dura que es. Podemos ver una muestra de ello al final de El encuentro (la primera misión), cuando Anya rescata a B. J. de una situación peliaguda al disparar en la nuca a un soldado nazi. “En el primer juego, Anya siempre quiso luchar contra los nazis, pero nunca supo cómo”, dice el director creativo Jens Matthies. “Entonces entró en su vida este guerrero y fue capaz de aprender de B. J., aprender a hacer las cosas que quería hacer. En este juego, Anya ha alcanzado su objetivo. Esta chica tiene muchísimo carácter”.

5. La gran mala: Frau Engel, la otra mujer en la vida de B. J. también regresa; y se la tiene jurada a B. J. Es completamente malvada, y podéis comprobar lo vil que puede llegar a ser por la forma en la que trata a su hija Sigrun. Ve su escena hacia el final en El encuentro y dinos si no te estremeces cuando Frau Engel regaña a Sigrun por su diario privado y por no seguir la dieta.

6. “Me gusta su estilo, norteamericanos”: nada puede prepararos para la primera vez que veis la pequeña ciudad de Roswell, Nuevo México, bajo el control nazi. Las banderas nazis cubren los edificios. Hay carteles de propaganda pegados en las paredes. Incluso la música, la comida y los programas de televisión son ahora el reflejo del nuevo régimen. Sin embargo, quizá el momento más escalofriante sea una rápida conversación entre un soldado nazi y dos miembros del KKK completamente engalanados con sus trajes blancos. “Me gusta vuestro estilo, norteamericanos”, le dice el nazi. Uf.

7. Alta tecnología: aunque el juego tiene lugar en 1961, los nazis tienen acceso a tecnología futurista, lo que queda reflejado no solo en sus soldados y armamento, sino también en el propio entorno. En Roswell se han visto varios drones sobrevolando las calles y un robot sobre raíles que atiende las mesas en un restaurante.

8. En alemán o ya veras: además, en el mismo restaurante, una madre está preguntando la lección de alemán a su hijo. Se están preparando para el gran Día del cambio, en el que los territorios americanos deben adoptar completamente la lengua alemana. “Van a cambiar el idioma al alemán y a socavar todos los símbolos americanos”, dice Matthies. “Hacen todas estas cosas para demonizar la América libre y glorificar la ideología nazi”.

9. Un hombre perseguido: B. J., conocido como Terror Billy, es un icono de la resistencia y los nazis le persiguen por todas partes. Por eso su cara aparece en los carteles de “Se busca” pegados en la pared del restaurante y en la televisión colocada sobre la barra.

10. Reunir a la resistencia: de todas formas, ¿qué hace B. J. en ese restaurante? Va a reunirse con Súper Spesh, uno de los nuevos personajes del juego. Y si pensabais que los personajes que regresan son geniales, esperad a pasar algún tiempo con los combatientes de la resistencia americana. “Súper Spesh no es que sea una persona estable, pero está de vuestra parte”, dice el diseñador sénior del juego Arcade Berg. “Es diversión pura y dura”.

11. Al mando: la batalla en el Área 52 es también la primera muestra del sistema de comandantes mejorado del juego. Al igual que antes, tendréis que encontrar a los comandantes de cada nivel y matarlos antes de que descubran vuestra presencia, para impedir que pidan refuerzos. “En The New Colossus, los comandantes ahora pueden pedir refuerzos varias veces, no solo una o dos”, explica Gustafsson. “Así que es más importante todavía acabar con ellos. Además, todos los comandantes en The New Colossus llevan consigo un código Enigma. Por lo tanto, por cada comandante que matéis, también podréis conseguir información importante”.

12. Sigilo, táctica, asalto: ¿cuál es la mejor forma de matar a un comandante? Pillarle por sorpresa. Por supuesto, no siempre es fácil evitar que te descubran; y cuando las cosas se ponen feas, llega el caos. De nuevo, The New Colossus ofrece tres formas de juego igualmente viables e intercambiables, que incluyen un enfoque táctico que combina algunos de los mejores movimientos de sigilo y asalto.

13. Motor diésel: en esta partida en particular, exhibimos una de las dos armas disponibles, que dependerán de si elegís a Wyatt o a Fergus para que se una a vuestra aventura. El Dieselkraftwerk dispara cápsulas adhesivas que contienen diésel nazi y se pueden detonar a distancia. Si en vez de eso elegís a Fergus, jugaréis con el Laserkraftwerk, que dispara rayos láser de alta energía capaces de derretir el metal.

14. El doble de problemas: aunque B. J. ya podía empuñar dos armas en el juego anterior, ahora podrá hacerlo libremente, combinando armas diferentes. Podemos ver bastantes ejemplos en los vídeos de juego: usar un arma táctica en una mano y una de energía en la otra; un arma de precisión en una y una ametralladora disparando a discreción en la otra; y, a veces, duplicar la potencia de fuego para un ataque frontal total.

15. Nuevos enemigos: necesitaréis la versatilidad que proporciona la posibilidad de empuñar dos armas, porque The New Colossus incluye una buena ración de enemigos nuevos. Prestad mucha atención al Übersoldat, un cíborg nazi que dispara rayos láser, se mueve con rapidez y puede atravesar saltando un nivel y disparar a distancia a B. J. con el arma que lleva en el pecho mientras se agarra a las paredes.

16. Malos mejorados: B. J. no solo se enfrentará a nuevos enemigos; muchos de los rivales del primer juego regresarán en The New Colossus. Pero tened cuidado: todos los soldados que vuelven han sido mejorados. “Son más grandes e intimidan más”, dice Gustafsson. “En The New Colossus no hay carne de cañón. Cada enemigo, empezando por el soldado más básico, supone un reto; y es divertido acabar con ellos, claro está”.

17. Un hacha que afilar: y ya que hablamos de diversión, pocas cosas pueden superar a las bajas conseguidas cuerpo a cuerpo en Wolfenstein. En sustitución del cuchillo del primer juego (y la tubería de metal del contenido descargable The Old Blood) encontramos el hacha. ¿Por qué un hacha? En parte porque encaja en el mundo del juego: podéis encontrar abundantes hachas antiincendios repartidas por casi todos los escenarios. Pero también porque es sencillamente más… brutal. “Podéis realizar un derribo y usar el hacha para amputar un miembro, lo que produce una sensación muy gratificante”, dice Gustafsson. “En especial cuando se lo haces a un comandante”.

18. Armamento pesado: a veces no basta con empuñar dos armas. En esos casos, podréis recoger un Lasergewehr de un Supersoldat caído y disparar a vuestros enemigos con un rayo láser de alta energía. Y esa es solo una de las tantas armas que se pueden manejar con dos manos y que encontraréis y usaréis para disparar ráfagas cortas contra los malos.

19. Objetos para recoger: puede que los nazis acechen en cada esquina, pero intentad tomaros un momento para explorar. No solo descubriréis nuevas zonas y nuevas formas de eliminar a vuestros enemigos, sino que el entorno está lleno de estupendos objetos que podréis recoger, como cascos y códigos Enigma.

20. Jefes grandes: justo cuando pensabais que lo habíais visto todo, la demo de juego termina con una batalla contra un Zitadelle, un gigantesco enemigo blindado que empuña un lanzacohetes en una mano y un lanzallamas en la otra. Sí, hay combates contra jefes en Wolfenstein II, y no será la única sorpresa que encontraréis en el juego.

21. Volved a por más: aunque en esta lista nos hemos centrado principalmente en el juego, sería un error pasar por alto la historia. B. J. y sus compañeros se juegan mucho en The New Colossus, y es algo que se nota. Con una historia más personal, nuevos aliados y el objetivo de liberar su patria, The New Colossus tiene muchísima personalidad. “Lo que también asombra de The New Colossus es que, por primera vez, estamos creando una secuela”, dice Matthies. “Desde una perspectiva de la historia, eso supone cosas increíbles como poder escribir personajes y diálogos para los actores con los que hemos trabajado tanto tiempo. Producir una secuela ha sido una experiencia reveladora que nunca habíamos tenido antes”.